Hace ya unos cuantos años comenzaron a surgir, casi a cuentagotas, una especie de códigos de barras cuadrados con las que, si apuntábamos con la cámara de nuestro smartphone, podíamos acceder a una serie de contenidos. Fue allá por 2008 cuando empezaron a surgir en España con el nombre de código BIDI y estában llamados, sobre todo, a dotar a medios que a priori no eran digitales (como la prensa, la publicidad callejera y las revistas) de nuevas posibilidades.

Sin embargo, el nombre de Código BiDi fue sustituyéndose poco a poco por el de Código QR. ¿Por qué cambiar el nombre a algo que ya estaba en la cabeza de los consumidores? Como siempre, el dinero se interpuso.

Principales diferencias entre Código BIDI y Código QR

Aunque puedan parecer iguales y, de hecho se basen en lo mismo, la diferencia entre ambos radica es la gratuidad o no del proceso.

bidi

– El Código BIDI: Creados por Movistar en el año 2008 con el fin de hacer sus campañas más interactivas, se trata de un protocolo de código cerrado y uso privado, que exige el pago por su utilización. Para tener en nuestro smartphone la aplicación que es capaz de leer este tipo de código, debemos pagar a Movistar por su aplicación en un momento u otro. Lo mismo ocurre en el caso de las empresas, que tienen que pagar por generar sus códigos. Lo paradógico es que la compañía telefónica ha logrado arrastrar a Orange y Vodafone para que usen este tipo de código y no el QR, teniendo en la actualidad las tres compañías los derechos de explotación. Su nombre se debe a que es un código de lectura bidimensional, al contrario del código de barras, que es unidimensional.

 

my_qr_code

– El Código QR: Fue creado en Japón como respuesta casi inmediata al BIDI y debe su nombre a las siglas Quick Response (Respuesta Rápida). La principal diferencia con su antónimo es que tanto tu proceso de creación como el de lectura son gratuitos. Este tipo de código es abierto y, aunque la compañía Denso Wave tiene la patente, no ejerce los derechos. Su forma, además, permite una lectura más inmediata y una mayor cantidad de datos en su interior. Por estsa razones el QR es el elegido por las compañías para desarrollar sus campañas, ya que ofrece más posibilidades y llega a un público más amplio. Pueden generarse a través de varias plataformas, entre ellas la web www.codigo-qr.es. El código QR se diferencia a simple vista el BIDI por contener tres cuadrados en sus esquinas.

En cualquier caso, recuerda que para la utilización de ambos tipos de código se requiere tener conexión a Internet en tus dispositivos. Tú, que eres empresario, ¿has desarrollado alguna campaña basada en códigos? Cuéntanos tu experiencia.