La internacionalización se ha convertido en una de las asignaturas obligatorias para las empresas que quieren tener éxito. El salto al mercado internacional es imprescindible para cubrir las necesidades de la mayoría de las empresas que, sin embargo, pueden verse penalizadas en su economía por falta de presupuesto para logística. En este contexto, las PYMES pueden empezar por el transporte marítimo para no sufrir unos costes tan altos.

El transporte marítimo es el más utilizado por las empresas de todo el mundo para trasladar mercancía, ya que ofrece una buena relación calidad-precio. A pesar de que los tiempos de tránsito son mayores, el tiempo se ve compensado incluso en el precio final que podemos ofrecer a nuestros clientes.

El volumen de mercancía que podemos transportar en comparación con el transporte por aire también es clave. A más compremos o traslademos, más barato nos saldrá, por lo que lo rentable es alquilar un contenedor entero. Sin embargo no todas las PYMES tienen capacidad como para llenar un contenedor y aquí es donde entra en juego el Grupaje Marítimo, que permite a pequeñas y medianas empresas compartir estos enormes recipientes, alquilando sólo la parte que necesiten.

Atendiendo a la tendencia de esta necesidad, existen varias plataformas como TIBA España o Cargax que facilitan información sobre los grupajes disponibles y cuándo saldrán, para que las PYMES puedan aprovechar huecos en contenedores y enviar su mercancía junto a la de otros pequeños empresarios.