Internet no es sólo para las campañas de marketing y tampoco las redes sociales. Son muchas las empresas que aplican estas plataformas a sus políticas de comunicación interna y descubren una manera más rápida y cómoda de traspasarse archivos, manejar datos y comunicarse en general. Aplicaciones como Zoho Projects o Redbooth son ejemplos de redes diseñadas para comunicar equipos de trabajo, permitiendo distribuir y asignar tareas. En grandes compañías con sucursales en varias partes del mundo, la utilización de estas plataformas se ha convertido en la manera ideal de trabajar. Para hacernos una idea de las posibilidades, vamos a ver el vídeo explicativo de la empresa española Redbooth:

Lo más difícil a la hora de implantar estas herramientas en las empresas es habituar a los trabajadores en su uso. Te recomendamos que hagas al menos una sesión formativa con el equipo para enseñarles cómo funciona y las posibilidades que abre a la comunicación interna. Los miembros del equipo que estén más habituados al uso de Internet y las Redes Sociales deben ser tus embajadores, así que habla con ellos para que se impliquen y ayuden a sus compañeros a ir implementando la herramienta en el día a día de su trabajo. Una vez se acostumbren, la empresa podrá dejar de utilizar métodos menos prácticos como el correo electrónico para el intercambio de datos o envío de notificaciones informales.