El marketing de contenidos ha ido cogiendo fuerza a lo largo de 2014 y más que tomará a lo largo de 2015. Las previsiones están en que los contenidos se conviertan en una parte primordial de la estrategia de marketing y que aumenten además su peso y su importancia. El 90% de las empresas ya lo practica en alguna forma o medida, pero en el año próximo cerrarán su reválida. Algunos cambios modificarán la estrategia y el hecho de que los consumidores se muestren cada vez más abiertos a ellos y que las empresas sean cada vez más conscientes de su importancia servirán como elementos básicos para marcar las tendencias que los caracterizarán.

 

¿Cómo serán los contenidos que caracterizarán este esfuerzo en marketing en 2015? ¿Y qué esperarán las empresas de ellos? Un experto en el tema ha trazado para Mashable10 predicciones de por dónde tirará el año próximo el marketing de contenidos y estas son las líneas maestras que marcarán la agenda.

Estará centrado en las personas

Si cada vez se escucha más que la personalización y la creación de productos y elementos a medida es más importante y determinante a la hora de llegar al consumidor, algo similar sucede con el marketing de contenidos. No se puede mantener al margen de la tendencia general y sobre todo no puede despilfarrar los conocimientos que ahora tienen las empresas. Las marcas conocerán mucho mejor en 2015 a sus audiencias gracias al aumento de la información y de las herramientas que permiten el minado de las mismas.

El contenido estará creado, por tanto, para cumplir con sus expectativas e intereses y se ajustará a lo que todo el mundo (cada uno de ellos) busca y quiere.

Las marcas de mayor tamaño se centrarán en gestión de contenidos

Cuando se piensa en una estrategia de marketing de contenidos no hay que pensar únicamente en crearlos y lanzarlos al mundo. Si algo saben los responsables de los medios de comunicación, es que las noticias ni aparecen solas ni se lanzan solas al mundo. Las marcas tienen que aprender eso y recordar siempre que los contenidos, como cualquier otro activo, deben ser gestionados.

Las grandes marcas han aprendido ya esa lección, lo que hará que mientras que en 2014 la importancia estaba en crear contenidos en 2015 será una cuestión de saber cómo gestionarlos. La importancia estará en establecer focos de atención y cuestiones prioritarias y las empresas tendrán menos tolerancia a cometer errores con sus apuestas de marketing de contenidos.

Los cambios en la organización de feed sociales empujarán a las marcas a lo propio

Hasta ahora, las marcas confiaban en las redes sociales para hacer llegar su contenido, ya que lo social estaba de moda y era la manera que parecía más directa para llegar a los consumidores. Sin embargo, durante todo 2014 se han producido diferentes cambios en los algoritmos que organizan esos feeds ha hecho que sea más complicado llegar de forma orgánica a los consumidores. En realidad, Facebook ha sido la que ha puesto esto difícil. Los diferentes cambios en su algoritmo han reducido la visibilidad de las actualizaciones de páginas, mientras los precios para conseguir un alcance de pago han subido.

Las marcas, por tanto, apostarán por construir plataformas propias y crear experiencias en las que ellos controlen los diferentes niveles de llegada al mercado y a los consumidores. Quieren ser los poseedores de los canales de comunicación y conseguir así controlar la conversación.

Las grandes marcas y las compañías de nuevas tecnologías se pelearán por los periodistas

A medida que los contenidos se han hecho más importantes, las empresas han empezado a entender que, por una parte, no es tan sencillo crearlos y que, por otra, hay unos profesionales que tienen todos los conocimientos para hacerlo.

El marketing de contenidos va a convertir a los periodistas en un nuevo objeto de deseo para las grandes marcas, que se pelearán (y las empresas tech tendrán un papel primordial en la batalla) por ficharlos como editores de contenido o como creadores de los mismos. Las ofertas en LinkedIn, prevén, buscarán periodistas de datos y corporate storytellers, contadores de historias corporativas. La previsión es sobre el mercado estadounidense aunque posiblemente también llegue a otros países en el futuro.

Los responsables de marketing se convertirán en elementos determinantes para el crecimiento

El marketing tendrá aún más importancia en los ratios de crecimiento de los negocios, ya que el marketing de contenidos será más importante que nunca y esta fórmula se ha mostrado imbatible en cuestiones de engagement y crecimiento de la audiencia (es decir, del potencial mercado al que se atrae a la marca). El contenido servirá por tanto para hacer aumentar el negocio.

Para llegar a los millennials se apostará por el individualismo

Uno de los mercados para los que es clave el marketing de contenidos es el de los millennials, para quienes además habrá que apostar por un contenido diferente. Como señala el experto de Mashable, los millennials son “lobos, no ovejas”. Y esto hace que haya que apostar por contenidos mucho más individualizados, más dirigidos al individuo y no a la masa. ¿Cómo se puede hacer esto en una estrategia de contenidos? Los contenidos tendrán que partir de elementos mucho más individuales como pueden ser los intereses culturales, la localización, las horquillas de precios y elementos similares.

El marketing de contenidos se unirá a toda la parte tech

A medida que los contenidos se van haciendo más importantes e influyentes, estos tienen que introducirse en los otros ámbitos de la gestión de marketing. Todas las herramientas de software que se emplean en la gestión empezarán a conectar también con esta área.

El marketing de contenidos será el nuevo paso en la consolidación del mercado

Los aspectos más novedosos del universo del marketing, incentivados por las nuevas tecnologías, se han ido consolidando a lo largo de los últimos años, y especialmente en 2014 con movimientos de compras por parte de las grandes compañías, para acercarse más a un mercado maduro y sobre todo a uno en el que esos elementos dejan de ser la novedad para ser la norma. El siguiente paso será que el marketing de contenidos entre también en esa dinámica. Los productos que permiten trabajar en ese nicho se harán habituales y las compras de empresas del sector serán noticia en el año próximo.

El vídeo será un elemento destacado en la estrategia de contenido

El vídeo es rey y no nos hemos cansado de repetirlo en 2014. En 2015 la situación no variará y el poder del vídeo se afianzará. Tendrá un papel mayor en la estrategia de contenido, especialmente a medida que empieza a tomar protagonismo en muchas más plataformas. El reto para 2015 será el de ser capaces de crear vídeos muy rápido y conseguir así ser mucho más eficientes a la hora de integrarlo en la conversación en tiempo real.

Los intercambios de contenidos se convertirán en una prioridad

 

Se creará mucho contenido, pero también se crearán muchos espacios y muchas herramientas para intercambiarlo. No se tratará simplemente de hablar unos con otros. El futuro pasará por plataformas en las que se subirán contenidos, en las que se compartirán los mismos y se publicará a escala.